El proyecto Fossil Free es una red internacional de campañas y activistas, impulsada por 350.org, y dirigida a fomentar localmente la desinversión (divestment) de empresas relacionadas con combustibles fósiles, a la que 350 BCN se ha unido con la absoluta convicción de que, si queremos un planeta sano, necesitamos tomar acción ya.

Asociaciones, entidades, colectivos y ciudadanos de todo el mundo han organizado actividades de muy variada naturaleza para los días 13 y 14 de febrero de 2015, primer Global Divestment Day, (primer día mundial de la desinversión), para pedir un cambio rápido de modelo energético, lo cual es tecnológicamente y económicamente viable.

El modelo energético actual, tanto a nivel local como global, se basa en la extracción y la quema de combustibles fósiles (gas, petróleo, carbón) y es causa de contaminación, emisión de gases de efecto invernadero, destrucción del medio ambiente, desigualdades sociales, tensiones geo-políticas e inestabilidades económicas. No solamente destruye el medio ambiente, si no que además saca provecho de su destrucción.

Además, en términos estrictamente económicos, hay que tener en cuenta que si queremos mantener el aumento en la temperatura global por debajo de los 2ºC que recomiendan los científicos, sólo podemos explotar una quinta parte de las reservas de energías fósiles conocidas. El resto tendrá que permanecer bajo la Tierra. Por lo tanto es previsible una creciente pérdida del valor de los activos invertidos en combustibles fósiles, producto de las limitaciones que impondrán las políticas medioambientales internacionales (es el concepto de los stranded assets)

Creemos que bancos, universidades, administraciones públicas, instituciones religiosas y otras organizaciones que están al servicio de los ciudadanos deberían desinvertir de los combustibles fósiles. Aunque cada campaña es independiente y puede implicar distintos objetivos y énfasis dependiendo del contexto local, en general este proyecto pide:

  • Paralizar inmediatamente cualquier inversión en compañías de combustibles fósiles.
  • Desinvertir de la propiedad directa o de los fondos de fondos que incluyen acciones públicas de combustibles fósiles y los bonos corporativos, en un plazo de 5 años

¿Qué llamamos desinversión?

La desinversión, en el contexto que nos interesa,  significa deshacerse de acciones, bonos o fondos de inversión que no son éticos o resultan moralmente ambiguos. Otras formas de desinversión son retirar los ahorros, o incluso la nómina y la cuenta corriente de una entidad bancaria si las propias inversiones de ésta no están alineadas con nuestros principios.

Universidades, organizaciones religiosas, fondos de pensión, y otras instituciones, casi todos, aportan miles de millones de euros a los mismos tipos de inversión y, como las inversiones en combustibles fósiles son un peligro tanto para los inversores como para el planeta, estamos pidiendo a las instituciones que desinviertan de estas compañías.

Global Divestment Day Barcelona Fossil Free

Precedentes históricos

En la historia reciente contamos con, algunas exitosas campañas de desinversión, como la dirigida contra la violencia en Darfur o contra la publicidad de empresas del tabaco. La más grande e impactante fue sin duda la desinversión contra el Apartheid en Sudáfrica.

A mediados de los años ochenta, 155 campus universitarios (incluyendo algunos de los más famosos de Estados Unidos) habían desinvertido de empresas que tenían negocios en Sudáfrica. 26 gobiernos internacionales, 22 condados y 90 ciudades sacaron su dinero de las multinacionales que hacían negocio en el país. La campaña de desinversión ayudó a tumbar el régimen del Apartheid y a guiar a Sudáfrica hacia una era de democracia e igualdad.

La campaña de desinversión de combustibles fósiles nos permite denunciar a la industria de combustibles fósiles como la mayor culpable de la crisis climática. Haciendo hincapié en la influencia particularmente destructiva de los combustibles fósiles (y recalcando la su papel, concretamente, en la crisis del cambio climático) esperamos que el movimiento para la desinversión pueda ayudar a romper la influencia que la industria fósil ejerce sobre nuestra economía y sobre nuestros gobiernos.

Logros alcanzados y objetivos

Los movimientos de desinversión en fósiles han sido hasta ahora muy activos en EEUU y en el Norte de Europa, donde ya lleva varios años. Buena parte de las campañas se han dirigido a esta lista de las 200 compañías fósiles con mayores emisiones de carbono, y en la web de 350.org se puede encontrar una larga lista de instituciones, universidades, iglesias que han desinvertido ya.

En Europa, destacan desinversiones por parte de grandes universidades del Reino Unido, fondos de pensiones escandinavos. En Francia, un éxito espectacular fue logrado el pasado mes de diciembre, cuando, trás un año de campaña organizada por los movimientos Bizi!, Attac France, y Amigos de la Tierra, la entidad bancaria Société Genérale anunció la retirada de inversiones en el proyecto de la enorme mina de carbón Alpha Coal en Australia, gracias a la presión ciudadana realizada.

En Barcelona, queremos ser un movimiento a la vanguardia, que sea de ejemplo para Cataluña, España y el Sur de Europa. El contexto social, político y económico es muy distinto al del norte de Europa: las inversiones en fósiles proceden de actores distintos y comenzamos nuestra campaña con un llamado a  desinvertir en La Caixa, que es el primer accionista de Repsol y de Gas Natural Fenosa. Pásate por el post en el que contamos nuestra acción del Global Divestment Day y te lo explicaremos más a fondo.

Break Free From Fossils Fuels

Así somos…

Contáctanos

¿Quieres participar en nuestras actividades, estar al tanto de nuestras novedades, colaborar con nosotros, hacernos una propuesta...?

Únete a 350.org

Si quieres unirte al grupo internacional, completa este formulario:

CO2 ahora

Atmospheric CO2 data

Emisiones por país de 2010 al 2050

projections of emissions